Hoy vamos a hacer un repaso sobre el cuidado del cuerpo de una cámara réflex. Las cámaras réflex no son un juguete, son instrumentos de gran calidad que requieren muchísimos y meticulosos pasos para poder crear una. No de usar y tirar, por lo que es necesario realizarla un buen mantenimiento y así su vida será bastante más larga. Vamos a ello.

  

Cuidado del Cuerpo de una Cámara Réflex

 

Si has adquirido una cámara réflex seguro que eres un gran aficionado a la fotografía, o simplemente quieres que los recuerdos de tus viajes sean de una gran calidad. Pero para ello, nuestra cámara también va a necesitar algunos cuidados básicos que a lo largo del tiempo van a marcar la diferencia entre que nuetsra cámara siga como el primer día o, por el contrario, tengamos que cambiarla.

 

En el cuerpo de la cámara réflex se encuentra el centro neurálgico de la máquina, es decir, todos los circuitos que hace que la cámara funcione correctamente, el sensor que capta la imagen a fotografiar y el visor. Por ello hoy nos vamos a centrar en esta parte de la cámara, el cuerpo.

 

 

 

Cómo proteger el cuerpo de la cámara réflex 

No siempre tenemos la cámara en funcionamiento, mientras está descansando lo mejor es tenerla en un lugar fresco, seco y que esté limpio. Muy importante las dos últimas, ya que tanto la humedad como la suciedad puede entrar en la cámara y estropearla.

Tanto cuando tengas que transportarla como cuando no la utilices, guárdala en una bolsa, y muy importante, que sea especial para cámaras. Estas mochilas están preparadas con protecciones y evitará que se rompa si tiene algún golpe. Además es muy importante que pongas siempre el protector del objetivo para que no haya disgustos.

Siguiendo con el tema de la bolsa, es importante que esta sea única y exclusivamente para la cámara y sus accesorios. No se deben introducir otros elementos que puedan golpearlo o rallarlo. Y siempre debe estar bien cerrada, sobre todo en ambientes de tierra, viento y lluvia, pues alguna partícula puede acabar en la cámara y estropearla.

 

 

Consejos para la conservación de la Cámara

Ahora 4 consejos rápidos y muy básicos que son recomendables para todo fotógrafo:

 

  1. Es muy importante tener en cuenta el clima cuando estamos utilizando la cámara ya que el polvo o zonas con mucha humedad pueden perjudicarla. Por ello tener guardada la cámara regularmente y no llevarla colgada siempre, es una buena práctica.
  2. Puedes adquirir una funda de goma para evitar los golpes mientras no esté guardada.
  3. Siempre que se esté utilizando la cámara se debe usar la correa de seguridad. No abuses de ella, y cuando no vayas a hacer fotos durante un periodo de tiempo lo mejor es guardarla.
  4. Para proteger nuestro equipo de la humedad puedes meter algunas bolsitas “antihumedad” que muchas veces encontramos en abrigos nuevos que compramos o algunos dispositivos electrónicos. Generalmente las solemos tirar pero son muy útiles si vas a estar en ambientes húmedos y no cuesta nada. son esas bolsitas pequeñas con bolas pequeñas dentro.

 

Son cosas básicas que hacemos siempre que tenemos una cámara nueva pero que con el paso del tiempo puede que vayamos dejando más de lado. No está de más recuperar esos bueno hábitos.

 

 

Consejos para el Cuidado de la Batería

La batería de la cámara siempre debe estar en buen estado, ya que es la parte que está más en  contacto con los circuitos. Si está mal cuidada o defectuosa puede ocurrir que estropee el cuerpo de tu cámara réflex.

 

Cuidando nuestro equipo puede que nos aguante tanto como esta cámara!.

 

Anteriormente, era necesario que se cumplieran los ciclos de carga y descarga para que no se deteriorase, en la actualidad y con los nuevos modelos con baterías de litio para que no estropeen, hay que realizar lo contrario. No abusar de que se descarguen al máximo, ni cargarlas a tope (aunque vienen preparadas para que no sobrepasen el 90% aunque aparezca en la pantalla un 100%), ya que terminan estropeándose.  Aun así, hay que tener mucho cuidado de que no se golpee y si no las estamos utilizando es recomendable guardarlas en una funda.

 

Debes tener en cuenta que si no vas a utilizar la cámara durante un tiempo prolongado lo mejor es quitarle la batería y si tienes pensado utilizarla con temperaturas muy bajas, para que no se descargue, es recomendable tener la batería en contacto con el cuerpo.

 

 

Cómo limpiar el cuerpo de una cámara réflex 

Lo más importante a tener en cuenta cuando hay que limpiar una cámara por dentro es que extremadamente delicada. Por ello, no se debe utilizar ningún producto y se deben evitar los movimientos bruscos. Ten en cuenta que si no estás completamente seguro de que vas a hacer un buen trabajo lo mejor es llevárselo a un profesional, ya que cualquier mínimo desajuste puede estropear la cámara o alguno de sus componentes.

 

Si te ha gustadoe ste artículo no dudes en compartirlo en cualqueira de las redes sociales en las que nos encontramos, o compartirlo con algún amigo al que le pueda interesar. Puedes dejarnos tus dudas abajo en los comentarios, saludos!!

 

Artículos Relacionados

ESCRIBE TU COMENTARIO, ¡NOS ENCANTA HABLAR CON NUESTROS LECTORES!

Loading Facebook Comments ...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.