Lo prometido es deuda, después del artículo Tengo mi primera réflex ¿y ahora qué? (vol.1) hoy traigo la segunda parte de esta pequeña guía de consejos sobre fotografía que espero os sea útil y os ayude a aprender de forma rápida algunas cosas importantes…

 
Muchos de vosotros me habéis preguntado sobre cual es la mejor opción a la hora de adquirir tu primera réflex, dentro de poco hablaremos sobre varias buenas opciones que hay en el mercado.
 
Podéis pasaros por la review de la Nikon D3100, muy recomendada para empezar en este mundillo.

Atrévete con los modos manuales!


Es cierto que cuando tienes en tus manos por primera vez una DSLR puedes pensar ¿realmente necesito todas estas funciones?, puedo asegurarte que sí. aunque puede parecer demasiado complejo de primeras, verás que conociendo un poco más cada una de ella es más sencillo de lo que parece. Quédate y aprenderás a sacarle provecho a tu cámara.
 
Las cámaras reflex cuentan con varios modos de disparo:
 
  • Manual, donde podrás controlas todas las funciones por separado sin ninguna restricción. 
  • Modos semimanuales.
   – Controlamos la velocidad de obturación (S en Nikon o Tv en Canon):
 
Este modo nos permite priorizar sobre la velocidad de obturación, es decir, el tiempo que dejamos que entre luz por nuestro objetivo. Pueden ser desde milésimas de segundo hasta segundos, y en otro tipo de cámaras incluso horas.
 
Esto lo controlaremos manualmente y el resto se ajustará de forma automática para que la foto no aparezca demasiado oscura, ya que cuanto menos tiempo dejemos pasar la luz, menos luz entrará pero la imagen podremos congelarla y no saldrá movida.
Dominando esto tenemos un mayor control sobre la fotografía en movimiento. Por ejemplo, podremos fotografiar una fuente y veremos una corriente de gotas, esto es útil también en foto deportiva donde hay mucho movimiento.
 
  – Controlamos la apertura o diafragma (A en Nikon Av en Canon):
 
En este modo tendremos libertad de modificar la apertura (o diafragma), es decir, el “tamaño del agujero” de nuestro objetivo, cuanto menor sea el número mayor apretura tendremos. Siendo automáticos el resto de funciones automáticas, concretamente hablamos de la velocidad de obturación y el ISO. 
 
Veremos que aparece como (f/número) y modificicando este valor podremos modificar la profundidad de campo, es decir, el espacio que saldrá enfocado. Cuanta mayor apertura, menos profundidad de campo. 
Con esto podremos tomar, por ejemplo, retratos muy buenos con el rostro enfocado y el fondo completamente desenfocado. En cambio si queremos hacer una fotografía de paisaje donde queremos que todo esté bien enfocado tendremos que reducir la apertura.

Mi gran amigo RAW


 ¿Sabes que tu cámara réflex puede disparar en un formato llamado RAW? Hacer fotos en este formato tienes muchas ventajas, y alguna desventaja. Lo mejor es que después de disparar en RAW tendremos la posibilidad de cambiar posteriormente varios ajustes que a niveles de formato JPG no podríamos.

 
Todos los fotógrafos profesionales disparan en RAW ya que la imagen la obtenemos en su máxima calidad, limpia de filtros, por eso se suele llamar a este formato el negativo digital.
 
Pero no todo es perfecto en RAW, al estar la imagen “limpia” podremos tener imágenes poco saturadas y carentes en algunos aspectos que tendremos que pasar por post-procesado digital, eso sí, el resultado final es mucho mejor ya que tenems una fotografía con más información por pixel.
 
Podremos restaurar zonas quemadas mucho más fácilmente o aumentar la exposición de fotos oscuras sin perder calidad. Una maravilla.
 
El otro inconveniente es el tamaño que requiere, una foto en RAW puede ocupar 3 o 4 veces el tamaño de esa misma fotografía en JPG. Por ello no penséis que disparar en RAW es siempre la mejor opción.
 
 

Defecto Back Focus / Front Focus ¿Cómo detectarlo?


 
Puede que a alguno os suenen esto términos. A veces cuando tenemos una cámara reflex nueva podemos tener la mala suerte de que no esté todo lo bien calibrada que debería estar. Hay un par de pruebas muy sencillas para evaluar que el enfoque este correcto y no enfoque algo que este un poco por delante (front focus) o por detrás (back focus).
 
 
Hay dos formas de comprobar esto:
 
  • La primera simplemente consiste en fotografiar varios objetos iguales que estén a diferentes distancias de la cámara, de la forma que aparece en la imagen. Fotografiaremos cada uno de los objetos por separado, y en el ordenador comprobaremos si el objeto que sale enfocado es el que queríamos. Os recomiendo hacer esto con unas pilas, por ejemplo, como en la foto. 
  
  • La segunda forma consiste en fotografiar una hoja numerada (podéis bajarla de mi Dropbox aquí ). Esta hoja deberemos fotografiarla con un ángulo de 45º, enfocando el texto que dice “This text should be perfectly in focus. Si en la fotografía no sale enfocado podremos saber si tenemos Back Focus o Front Focus según el valor de la hoja que realmente este enfocado.
 

Proteje tu material digital


Muchas veces no caemos en esto, pero hay que pensar que todas nuestras fotografías, videos, presentaciones… no estan del todo seguras si las tenemos sólo guardadas en un mismo lugar, como puede ser en nuestro PC. Puede ser que tu disco duro o tu tarjeta de menoria se estropee y con ello perderás toda tu galería.
Te recomiendo hacer Back up o copias de seguridad regularmente (yo suelo hacer mis copias cada mes o cada 2 meses, según el material que tenga), te tomara poco tiempo y te ahorraras el mal trago de perder tu material.
Personalmente antes tenía todas mis fotos en CDs y DVDs pero hoy día la forma más segura es teniéndolas subidas en algún servicio de almacenamiento en la nube (Dropbox, Box, Google Drive…) o alguna galeria online (Flickr, Picassa,…), Muchos de ellos nos ofrecen un espacio gratuito.

Artículos Relacionados

ESCRIBE TU COMENTARIO, ¡NOS ENCANTA HABLAR CON NUESTROS LECTORES!

Loading Facebook Comments ...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.