Cuando hablamos de filtros de fotografía no nos estamos refiriendo a los filtros que hay en Instagram sino a esas tapas que ponemos en nuestros objetivos, ¿tienes alguna duda de ellos? Hoy hacemos un repaso… 

 

FILTROS PROTECTORES


 En primer lugar os vamos a presentar el tipo más “básico” de filtro, hablamos del los filtros protectores. Son los llamado filtros UV y su función es simplemente proteger la lente de nuestro objetivo dejando pasar totalmente la luz.

Golpes, arañazos o incluso factores que tarde o temprano nos pueden afectar como las gotas (siempre pasa, tener que darle un repasito a la lente) si salimos a hacer fotos cuando llueve, mucha humedad es el peor enemigo de nuestro equipo. O incluso el polvo, y no me refiero a tener que irnos a un desierto para que nos pase, el polvo está en cualquier sitio y si nos descuidamos puede ser nuestro peor enemigo.
 
¿Alguna vez se os ha metido una pelusa en el objetivo? Hay que tener muy mala suerte, pero os aseguro que cosas más raras se han visto!
Estos filtros son bastante económicos y recomendables por su precio, en nuestro artículo Mi primera réflex, consejos donde damos algunos consejos lo mencionábamos.
 
Pero no todo son ventajas, ya que los más puristas que buscan ante todo la calidad de la imagen final no los tienen bien vistos ya que al usarlo se puede perder ligeramente nitidez incluso algunos afirman que producen difracciones con digitales, flares y se pierde algo de luz.
 
¿Merece la pena usarlo? Quizá si trabajas para National Geographic necesites una alta calidad y nitidez pero para un uso no tan profesional creo que si queremos hacer sesiones bajo la lluvia, en lugares con mucho polvo como el campo o un circuito, se vuelve indispensable teniendo en cuenta su precio.
 

 FILTROS POLARIZADORES


 
Aquí tenemos uno de mis tipos de filtro favoritos, el filtro polarizador o polar. A grandes rasgos podríamos decir que  sólo  permite el paso a  la luz polarizada (yeah!).
 
 
¿Qué significa esto?
 
Principalmente tiene dos grandes ventajas que se notan bastante:
 
  • Ayuda a obtener colores más intensos, y no me refiero a unas imágenes más saturadas sino que con este filtro se realzan mucho más los colores sobretodo de cielos al filtrar los reflejos azules volviéndolos más reales. En fotografía de paisaje esto es muy importante ya que el cielo cobra un gran papel en toda la composición y en el resto de colores. Lo notaremos mucho en los tonos de la vegetación y en la nitidez de los reflejos del agua o superficies brillantes como  cristales o metales. Ganaremos bastante en cielos nublados, ya que esas nubes blancas que muchas veces tenemos se realzan mucho más y ganaremos texturas que antes no salían de nuestra cámara.

 

  • El segundo papel que tienen los filtros polarizadores ( y el que más me gusta) es que podremos jugar con los reflejos, esto permite cambiar una fotografía por completo y son un tipo de fotografía que gusta mucho. Es un recurso muy bueno ver como podemos hacer aparecer y desaparecer los reflejos a nuestro antojo, este efecto se vuelve más intenso si nos movemos en un ángulo de 30/40º de la superficie que nos de el reflejo, ya sea agua, coches, cristales, gafas…

 Por supuesto todas estas características las podemos aplicar en mayor o menos medida ya que podemos ajustar el “efecto” polar. Lo que nos lleva a diferenciar dos tipos de filtros polares, el lineal y el circular, aunque en su mayoría se comercializan los circulares ya que solemos hacernos generalmente con objetivos con enfoque automático y ésto para los filtros polarizadores lineales provoca algunas incompatibilidades.

 
Como contrapartida podríamos decir que hay ciertas fotos en las que no nos interesaría utilizarlo ya que únicamente trata ciertos espectros de luz, por ejemplo fotografiando un arcoiris los colores desaparecerían.
 

 

FILTROS DE DENSIDAD NEUTRA


 
Es posible que muchos no conozcáis este tipo de filtros de densidad neutra ya que podríamos decir que son de un uso más avanzado y son muy útiles solo en algunos tipos de fotografía algo más concreta.
 
Podemos decir que se trata de un filtro gris que redice la cantidad de luz que entra por nuestro objetivo, permitiéndonos tener más margen a la hora de ajustar la velocidad de obturación, aperturas de diafragma mayores o simplemente reducir la intensidad de la luz.
 
¿En qué casos es útil el filtro de densidad neutra?
 
Un uso muy claro y con el que podemos sacar unos resultados muy buenos es esa situación en la que necesitamos tener un tiempo de exposición largo, por ejemplo para obtener ese efecto “seda” en el caudal de un río o una cascada, o en un cielo de estrellas en el que queremos capturar el recorrido que hacen.
 
En estos casos necesitamos mantener un tiempo de exposición prolongado y como consecuencia entrará mucha más luz, con lo que cerrando el diafragma puede que no sea suficiente y salgan nuestras fotografías sobreexpuestas o incluso quemadas (sobretodo por la mañana o en días luminosos).
 
Este filtro reduce la luz que entra (actúa en todas las longitudes de onda por igual) de una forma neutra y nos ayuda a obtener los beneficios de una larga exposición sin el exceso de exposición (luz) que supone
 

 

FILTROS DE INFRAROJOS


 
Este tipo de filtro Produce un efecto muy llamativo, permite únicamente la entrada del espectro infrarojo de la luz, si no habéis visto antes este efecto os dejo alguna imágenes para que veáis por donde van los tiros.
 
Hay a mucha gente que está encantada con este tipo de filtros y si dedicáis unos minutos a buscar este tipo de fotografía veréis que es una disciplina que levanta pasiones, y sin duda encontraréis fotos muy originales. 
 
 

FILTROS DE COLORES


 
Estos filtros como su nombre indica dan un color concreto a las fotografías que vayamos a realizar, pero a pesar de denominarse filtros de color su uso se traslada más a la fotografía en blanco y negro. Los colores que podemos encontrar son amarillo, naranja, rojo y verde. 
 
 
¿Porqué estos colores?
 
Cada filtro oscurece su color complementario u opuesto y aclara el color al que pertenece con lo que haciendo una buena elección con los colores podemos tener un gran resultado.
 
 
Muchos pensaréis que este proceso es fácil hacerlo digitalmente seleccionanado los canales y que simplemente poniendo un filtro de color en Photoshop, por ejemplo, obtendremos un efecto bastante cercano.
 
  
Estos filtros que he mencionado son los que más se utilizan en lineas generales, pero no os penséis que ahí queda todo lo referente a filtros de fotografía, existen varios tipos más aun que no están tan extendidos como el filtro de estrellas o de degradados, ya que añaden cierta “edición” que puede obtenerse de una forma más simple mediante el procesado digital, aunque (siendo algo meticuloso) no con el mismo resultado.
 
 
Recuerda que si te ha gustado el artículo y quieres echarnos una mano nos ayudaría mucho si lo compartes en cualquiera de las redes sociales. Un saludo FotoSpoteros!
 

Artículos Relacionados

ESCRIBE TU COMENTARIO, ¡NOS ENCANTA HABLAR CON NUESTROS LECTORES!

Loading Facebook Comments ...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.