5 (100%) 1 vote

Hoy queremos hacer un artículo sobre un tema muy recurrente a la vez que problemático: la Fotografía de Interiores y los problemas que traen ciertos ambientes.

Aunque es cierto que cada año se presentan nuevas cámaras con tecnologías más avanzados que permiten tener sensores que captan la luz más facilmente, la realidad es que sigue suponiendo un reto realizar reportates de interiorismo, tiendas decoración, en bodas en espacios cerrados o en horas que se acercan a la noche. A nivel profesional podemos encontrar cámaras con sensores que superan los 2 millones ISO, una auténtica barbaridad, hasta el punto que el propio sensor “ve más que el ojo humano”.

En el mercado de fotografía de interiores profesional podemos ver que existen soluciones para mejores o peores bolsillo pero.. ¿qué pasa con el usuario que se incioa o el profesional que no tienen  un presupuesto elevado? Os damos algunos consejos para que vuestros reportajes sean de la máxima calidad posible:

Consejo 1: Trípode + Velocidades lentas de obturación

Si, tiene mucho mérito sacar buenas fotos a pulso, pero no te la juegues, los trípodes y los modos de disparo manuales existen por un motivo. Para exprimir al máximo las condiciones de luz los pasos más óptimos para no perder calidad es aumentar el tiempo en el que el sensor recibe la luz, es decir, aumentar la velocidad de obturación. Esto funciona genial si el escenario que queremos fotografiar es estático, si está en movimiento obtendremos fotografías como las “típicas” carreras nocturnas, donde las luces de los coches recorren líneas  de luz.

Consejo 2: No te pases con el ISO

Ten en cuenta que las ayudas digitales son eso, digitales, y por ello siempre implican un tratamiento en vivo de la imagen y una pérdida de calidad, asi que siempre con moderación.

Consejo 3: Evita el flash

Puede parecer la salida perfecta, pero un fash mal utilizado puede arruinarte tu sesion de interiores. El flash e suna luz muy dura y si no te queda más remedio que usarlo te recomendamos utilizar difusores o hacerlo rebotar en el techo o paredes, nunca con un impacto directo. De otro modo conseguirar sobras muy duras y zonas blancas quemadas que aparecen con batante facilidad en según que condiciones.

Consejo 4: Dispara en RAW

Nuestro equipo tiene unas limitaciones siempre, por eso es muy recomendable disparar siempre en formato RAW con el fin de que aquellas fotos que saquemos tengan la mayor candidad de información posible y nos permitan más tarde en el revelado pulir impurezas o equilibrar la luminosidad de la fotografía sin hacer estropicios.

 

Si te han servido de ayuda estos cuatro consejos puedes compartirlos en cualquiera de tus redes sociales favoritas, te animamos a que te pongas en contacto con notros si tienes dudas y dejes tus comentarios un poco más abajo.

¡Buenas fotos!

[/su_spoiler]

Artículos Relacionados

ESCRIBE TU COMENTARIO, ¡NOS ENCANTA HABLAR CON NUESTROS LECTORES!

Loading Facebook Comments ...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.